Seleccionar página

Cerrajeros Urgentes
Algo que resulta bastante irritante y se vuelve tedioso, es el ruido provocado por las puertas al momento de abrirlas y cerrarlas, muchas veces incluso puede que se vuelva inoportuno. Este ruido es causado por las bisagras;(las bisagras consisten en dos piezas metálicas una móvil y otra fija, compuestas por orificios cilíndrico unidos por un perno), ya sea por desgaste resequedad u oxidación las soluciones son muy variadas.
Métodos para reparar tu bisagra
Lo primero en intentar es aplicarle formula mecánica, esto lo puedes encontrar el ferretería más cercana de tu localidad, si se trata te resequedad o polvillo que causa demasiada fricción en las Bisagras lo que provoca tan molesto sonido, este aceite hará que deslice totalmente con el perno y eliminara parcialmente el sonido.
Muchas veces por falta de tiempo o incluso de dinero se puede hacer muy difícil adquirir la formula mecánica en estos casos se pueden aplicar otras sustancias que sustituirán perfectamente a la formula mecánica. el primero es aceite comestible al ser una sustancia aceitosa cumplirá la misma función que la anterior mencionada. Otra opción sería algo que puedes conseguir en cualquier farmacia de tu localidad, esto sería vaselina. Para poder aplicar esta debes desarmar y desmontar las bisagras ya que al ser una sustancia cremosa no se deslizará por si sola a través de las estrechas aberturas que hay entre las bisagras y el perno.
Como desarmar las bisagras

¿Que necesitas?
Unas pinzas
Un destornillador de pala o cruz (depende del tipo de tornillo)
Empieza por quitar los tornillos de las bisagras por lo general son 6 tornillos por cada juego e bisagras cuidadosamente, de tal forma de no dañar la puerta si esta es de madera. Una vez hecho esto con las pinzas quita el perno de abajo hacia arriba tomándolo con las pinzas cuidadosamente por el extremo superior sácalo, ya teniendo las Bisagras y el perno separados observa que los orificios de las bisagras no estén deteriorados o doblados, de ser así con un destornillador de cruz pásalo a través de las bisagras de tal manera que tomen una forma totalmente redonda otra vez.
Si observas señales de oxidación puedes realizar los siguientes métodos para quitarlo.
Ciertos químicos que venden en las ferreterías funcionan para quitar el óxido de los objetos metálicos.
Si no cuentas con dinero para hacerte con productos industriales, puedes utilizar vinagre o jugo de limón, dejando los pernos y bisagras remojando toda la noche te desharás parcialmente del óxido de estos.
Con una lija talla las piezas metálicas hasta que el óxido desaparezca, esto resultaría un poco más complicado debido al pequeño tamaño de dichas piezas
Ya puedes aplicar la vaselina, para aplicarla al perno puedes utilizar cualquier trozo de tela, untándolo parcialmente frota toda la pieza hasta que cubras todo su cuerpo, para hacerlo en las bisagras puedes hacerlo con un hisopo, de no contar con uno, cualquier objeto lo suficientemente delgado para caber a través de los agujeros servirá. untándolo con la vaselina aplica suficientemente hasta cubrir todos y cada una de las aberturas de la bisagra.
Listo ya realizado estos métodos habrás acabado con el tan molesto ruido causado por las puertas cuando sus bisagras se encuentran en un estado ya deteriorado.
Consejos
Para realizar los procedimientos expuestos anteriormente, recuerda siempre utilizar equipo de seguridad cuando manipules materiales químicos e industriales para evitar cualquier incidente si estos se exponen directamente con la piel
Cuando se trate de desarmar y desmontar las Bisagras recuerda colocar los tornillos en un frasco o un lugar seguro, ya que estos al ser pequeño tamaño tienden a perderse y será complicado conseguir uno indicado.

[Total:0    Promedio:0/5]

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies